Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 42


Carlos Romeo

.

Nací en Madrid en 1961 y tengo tanta sangre finlandesa como española. La ciencia ficción estaba en mi casa desde el principio ya que mi habitación fue llenándose con los libros de ciencia-ficción de mi padre dispuestos en doble fila ocupando una estantería del techo al suelo. Gracias a él, claro, estuve en el estreno en Madrid de 2001, una odisea en el espacio y con la televisión en casa llegó Star Trek. Me volví un lector infatigable a los diez años de edad… Sin embargo, con la pubertad, la música me abdujo y hasta los treinta años estuve intentando compaginar los dos mundos. Lo dejé todo por la música pero he vuelto a compaginarlo todo ya entrado el siglo XXI.

Con relación a la escritura redacté un libro sobre el grupo King Crimson editado en 1999, pero yo nunca abandoné la literatura. Aunque había publicado un olvidable relato breve en la revista Nueva Dimensión y un par de fragmentos en fanzines; y a pesar de merecer un accésit al Mejor Título —sí, es cierto— en una Hispacon, dejé de escribir este tipo de material durante veinticinco años. Otra Hispacon, esta vez en Vigo en noviembre de 2005, me conmocionó y me hizo revisar un par de historias antiguas. En los últimos doce años he escrito más de treinta textos que se han publicado o no en fanzines (Pélago) o webs (NGC3660) y la antología Visiones 2014. Más recientemente estoy trabajando en la publicación de dos libros con la obra de mi padre, junto a proyectos propios. En la actualidad acabó de terminar la redacción de una novela que dejó inconclusa mi padre y pretendo convertirme en novelista.

Con relación a la música mi relación con ella empezó muy pronto con la colección de discos de sus padres. No escuchábamos la radio sino el tocadiscos. A mis padres les gustaba era la música clásica pero eran de gustos dispares, más modernos en el caso de él y más románticos en el caso de ella. Así, mi infancia se coloreó con la obra de Bach, Beethoven, Gershwin, Händel, Sibelius, Stravinsky o Wagner entre otros. Mi punto de inflexión tuvo lugar con catorce años cuando un compañero de aulas mi hizo conocer Tubular Bells. Nunca nada volvió a ser lo mismo para mí y es en este momento cuando se inició el proceso que en última instancia lleva al momento actual. Al principio sólo escuchaba rock sinfónico y música de la escena de Canterbury, pero siendo todavía adolescente trabé contacto con la música RIO –a través del primer álbum de Henry Cow– y la música Zeuhl –a través del primer directo de Magma– en un historial de escucha que no ha hecho más que ampliar sus horizontes en los últimos cuarenta años de mi vida. Así llegaron el jazz, el sello ECM, la música clásico contemporánea, el sello Cuneiform Records, etc. Con trece años me interesé por hacer música yo mismo pero me fue negada la formación musical ya que “no tenía edad para llegar a ser un solista de primer nivel”, a pesar de que mi abuela finlandesa fue músico profesional antes de contraer matrimonio. La verdadera razón, supongo, fue la de no distraerme de los estudios y del camino que tenían trazado para mí. Craso error, me volví autodidacta y conseguí escribir canciones pese a mis enormes limitaciones. En 1988 y usando una grabadora de cuatro pistas prestada registré la maqueta de un álbum de composiciones originales, Chamber Music, pero el disco como tal nunca se realizó. La última ocasión en la que creé nueva música fue en el verano de 1996 tratándose de piezas instrumentales de tono bastante oscuro. Mucho más recientemente aporté textos, letras y sugerencias al álbum Bestiario de The Circle Project. He colaborado escribiendo sobre música en fanzines como El Mellotron, El Chamberlin, Oro Molido y República Progresiva Fanzine.

Con relación a Subterránea, pese a haber coincidido con varios de los miembros pasados y presentes del equipo y con sus colaboradores en variados contextos, mi colaboración arrancó con la grabación de los programas especiales dedicados a King Crimson, y después los de Porcupine Tree y Van der Graaf Generator. Es en 2017 cuando se me ofreció formar parte del equipo, cosa que acepté de inmediato.

 

Subterranea Videos

  • Visita nuestro canal de Youtube, donde podrás encontrar videos de actuaciones en directo, grabados por el equipo de Subterranea.

Leer más

Twitter Subterranea